martes, 22 de enero de 2008

Peruana patenta la marinera en Chile como suya por diez años

Su esposo quiere inscribir al Señor de los Milagros
SANTIAGO DE CHILE:
Para bailar marinera en Chile hay que pedirle permiso a una sola persona. Y no solo porque se trata de alguien que la baila bien. Sucede que Cecilia Gurmendi, campeona nacional de esta danza en sus años mozos y que hoy vive en la capital chilena, no tuvo mejor idea que registrar la marinera como creación suya, sin tener en cuenta que se trata de parte del patrimonio nacional del Perú, según ley del 30 de enero de 1986.
Aunque asegura que la decisión fue adoptada de buena fe, este hecho ha puesto en alerta a las autoridades diplomáticas peruanas en Chile, quienes ahora no tienen que lidiar con algún avispado ciudadano extranjero que intente apoderarse de una expresión propia de los peruanos, sino con una connacional.
El Departamento de Propiedad Industrial de Chile, institución gubernamental dependiente del Ministerio de Economía, no tuvo reparos en entregarle una licencia para el uso del nombre por 10 años. Claro, antes de ello, investigaron si la marinera estaba registrada en este país y era obvio que no. Por ello accedieron sin problemas ante el pedido.
Lo grave del caso es que, en teoría, si a la embajada, al consulado e incluso al Instituto Nacional de Cultura del Perú (INC) se les ocurriera exponer danzas típicas peruanas en Chile, con un repertorio que incluyera la marinera, deberán primero solicitar la autorización de Gurmendi.
La autorización otorgada a la bailarina es de la clase 41, que le permite utilizar el nombre para concursos, festivales y danzas folclóricas del Perú, e incluso, para su instrucción y enseñanza.
Para entender mejor el asunto, esto es solo comparable a que, en Indecopi de Lima, algún chileno registre la cueca, un argentino el tango, o un mexicano la ranchera, en detrimento de su propio país.

CÓMO SE SUPO
La asociación cultural Y se Llama Perú está compuesta por peruanos residentes en Santiago de Chile, quienes hace poco decidieron iniciar los trámites para un concurso de marinera. En el camino advirtieron que no podían hacerlo libremente.
Inmediatamente, los directivos de esta organización remitieron una carta al Consejo de Consulta del Consulado de Santiago, para pedir explicaciones.
En este documento, recuerdan que el artículo 20 de la Ley de Propiedad Industrial de Chile no permite el registro de los escudos, banderas y otros emblemas, así como las denominaciones o siglas de cualquier Estado.
León López, presidente de Y se Llama Perú, afirma en el documento que le resulta extraño que una persona como Gurmendi, conocida exponente de este baile peruano en Chile, haya incurrido en esta irregularidad.

EXPLICACIONES
"Yo vivo en Chile, me rijo con las leyes chilenas y no tengo que pedirle permiso a nadie para hacer lo que estoy haciendo", dice Gurmendi, quien, además, expresa su molestia por los cuestionamientos a su decisión.
Asegura que su intención fue poner a buen recaudo el nombre de la marinera, antes de que a algún ciudadano chileno se le ocurra registrarla primero. "Yo no quería que con la marinera pasara lo mismo que con el pisco", asegura. No obstante, se incomoda cuando se le pregunta qué pasará si las autoridades peruanas desean hacer alguna actividad que incluya la marinera en Chile. "No lo han hecho antes y no creo que lo vayan a hacer ahora", comenta.
Sostiene que hasta el momento nadie ha conversado con ella para tratar el tema, pero deja algo en claro: antes de que se realice cualquier actividad que contemple la marinera, ya sea que la organicen peruanos o extranjeros, tienen que hablar primero con ella.
Quienes se perjudican con este registro son varias organizaciones culturales peruanas que promueven los bailes nacionales en Chile, muchas veces sin fines de lucro.
¿Obtiene Gurmendi algún tipo de beneficio económico con este registro?, es la pregunta de rigor. La bailarina considera malintencionada la pregunta y no la responde.
Su solicitud de registro se publicó en el diario oficial chileno 30 días antes de ser aprobada, para saber si alguien se oponía. Nadie lo hizo, y por lo tanto su pedido encontró luz verde. "Mi registro está amparado por la ley", insiste.
Mientras tanto, Gurmendi ha iniciado los trámites para acceder al registro de la marinera pero bajo la clase 35, que le atribuye la exclusividad de la publicidad del baile en los medios de comunicación de Chile. Algo que dista mucho de la mera protección cultural.
DEVOCIÓN MARCA REGISTRADA
Ricardo Hereda es mayordomo de la Hermandad del Señor de los Milagros de Santiago. Recientemente, el directorio de la organización inició los trámites para obtener los derechos exclusivos de reuniones religiosas, procesiones y el culto al Cristo Nazareno.
Hereda, quien es esposo de Cecilia Gurmendi, dice que como la Hermandad del Señor de los Milagros no tiene razón social ni personería jurídica, él ha aceptado ser el titular de la solicitud de registro.
Este personaje vive hace 30 años en Santiago y dice que conoce la mentalidad del chileno. "Acá todo está reglamentado por ley. Si a alguien se le ocurre registrar al Señor de los Milagros antes que a nosotros, luego vamos a estar viéndonos las caras de tristeza y preguntándonos por qué no lo hicimos primero", asegura.
Aclara que la solicitud es solo para temas de culto y no con fines lucrativos. "Ahora existe en el mercado una tarjeta telefónica Señor de Los Milagros, que tiene registro de propiedad industrial. Ese tipo de aprovechamientos es lo que queremos evitar y lo estábamos haciendo de manera reservada", asegura.
Sin embargo, para las autoridades peruanas, esto no es correcto y se está atentando contra el derecho legítimo que tiene cualquier peruano residente en Chile de acceder libremente a sus danzas y tradiciones. Probablemente hubo la mejor intención en estas decisiones personales pero, como siempre aconsejan las abuelitas, no deben hacerse cosas buenas que parezcan malas.
¿Patriotismo o ánimo de lucro?Recientemente, personal de la Embajada del Perú en Chile envió a Lima una carpeta con todos los antecedentes referidos al tema de la marinera y al Señor de los Milagros y ha recibido la instrucción de iniciar las acciones legales para revertir estos registros.
"La protección del patrimonio nacional no se hace en esos términos. La labor de ellos está en difundir el acervo cultural de la nación", dice un portavoz de la embajada peruana.
Para nuestra representación diplomática, la idea no es generar divisiones ni malentendidos, más aun en un momento en el que el Perú necesita dar una imagen de unidad, ante Chile, país con el que recién iniciamos una demanda ante la Corte de La Haya.
Pero Ricardo Hereda prefiere aclarar algunos puntos que, a su juicio, las autoridades diplomáticas no entienden: "Esto no es el Perú. Si otra persona que no tiene nada que ver con nosotros registra al Señor de Los Milagros, es capaz luego de cobrarnos o alquilarnos el uso del nombre. Aquí las cosas son así y eso tal vez no lo comprenden las autoridades de la embajada".
"No queremos que, cuando imprimamos nuestros afiches con la imagen del Señor, haya alguien que nos prohíba pegarlos o distribuirlos porque ya la registró como logo ¿A esa hora recién vamos a correr a pedir ayuda a la embajada? No, pues", precisa.
Dice que hasta el momento nadie ha conversado con ellos. "Mi intención no es apropiarme mi llevarme a mi casa el registro. Si conversamos con la embajada, podremos entendernos y hasta transferir el registro. Pero nos quedamos tranquilos porque hemos protegido algo que es nuestro", comenta.


Fuente: El Comercio Perú

3 comentarios:

Anónimo dijo...

solo nos queda defender lo nuestro

Ruben dijo...

La marinera es del PERU

Anónimo dijo...

La marinera es el baile nacional del Perú, originalmente se llamó zamacueca y actual su nombre es dado en honor al gran almirante Miguel Grau Seminario y en recuerdo a los heroes marinos que pelearon en la Guerra del Pacífico.
Pienso que lucrar con dicho nombre a traves de patentarlo para hacer cualquier tipo de comercio es indignante ya que hay que respetar las tradiciones y las ancestrales costumbres de los diferentes pueblos, no creo a los chilenos les gustaría que la cueca fuera patentada en Argentina para comercializar el nombre en diferentes productos o que a los argentinos les patentaran el malambo ó su baile gaucho los brasileños ó a su vez a estos su zamba los paraguayos y asi, hay que respetar las costumbres y tradiciones, asi que Sra. Cecilia, por mas que usted haya sido campeona de nuestro baile nacional eso no le da el derecho de patentar ni en Chile ni en ningun lugar del mundo un nombre que es por ley decretada por el gobierno peruano Baile Nacional del Perú, lo que usted a hecho en nuestro país se llama VIVEZA!!!, que verguenza que nos da con su proceder, sea mas derecha y cuidadosa en lo que hace y desista legalmente de tan indigna y abrupta apropiación ilícita de tan amado nombre.
VIVA EL PERU!!!!